X

HAZ TU RESERVA

Ven a ver la única cueva natural visitable de la isla de Ibiza. Adéntrate durante cuarenta minutos en las entrañas de la isla en un viaje por sus 100.000 años de historia. Conoce la vida secreta de esta guarida de ladrones a través de los tiempos del contrabando. Descubre pinturas centenarias y ven a vivir una experiencia única gracias al espectáculo de luz y de color de sus cascadas. Esta visita es un plan perfecto para llevar a cabo en su viaje a Ibiza en familia y la forma perfecta de complementar sus planes de sol y playa en la isla.

La Cueva de Can Marçà está ubicada en el Puerto de San Miguel, en un acantilado con vistas a la isla de Sa Ferradura y a la torre de vigilancia de Balanzat. Esta maravilla natural fue redescubierta por los contrabandistas de tabaco que utilizaron sus pasadizos para guardar la mercancía. A día de hoy todavía se distinguen las señales negras y rojas que utilizaban para circular por ella. Este lugar se convierte en el mejor plan para disfrutar de la Ibiza más natural.

Sus 100.000 años de historia han creado formas caprichosas originadas por fallas telúricas actualmente en estado de fosilización. Solamente en las zonas más profundas siguen creándose estalactitas y estalagmitas gracias al goteo. Independientemente de la temperatura de Ibiza, la Cueva de Can Marçà se mantiene siempre entre los 18 y 22 grados por lo que es una visita perfecta para combinar con el calor del verano o para resguardarse del frío en invierno. ¿Buscas la Ibiza más auténtica? Ven a conocer el norte verde de la isla blanca.